Claroscuro #1. (2010).

Un secreto se mueve en un punto intermedio entre lo guardado y lo dicho, siendo el mismo un compromiso ante quien lo custodia. Compromiso que no pasa desapercibido y que repercute tanto en quien lo habla como quien lo calla y porta. Freud y Frau Elriede Hirschfeld no son la excepción. Barrantes estudia las preguntas que este no-caso freudiano abre respecto a la transferencia, así como esa borrosa línea que marca la separación entre la práctica psicoanalítica, la confección escrita de un caso y la vida cotidiana. ¿Por qué Freud no hace de Frau un caso publicado?¿Por qué sostiene el miedo al escándalo y no permite hacer de su labor analítica un posible objeto de escritura, es decir, cruzar ese telón en donde el Freud-analista deviene Freud-autor? Estamos en el no-caso de Frau Elriede Hirschfeld ante un Freud que se interroga sobre la escritura misma de una caso. Frau o lo que quedó escrito de su pasaje por el diván es un recopilado de fragmentos en la correspondencia freudiana. ¿Qué implicaciones tiene esto en la práctica psicoanalítica? Freud, también en su no decir, plantea un punto inflexivo sobre el cual reflexionar sobre la escritura de los “casos”.

Artículo completo en PDF